Entrevista a Tokimune Takeda. Parte 3

Takeda Sokaku ca 1930
Takeda Sokaku ca. 1930

Pequeños Universos se complace en presentar la tercer y última parte de una compilación de entrevistas realizadas por Stanley Pranin a Tokimune Takeda entre 1985 y 1987 en Abashiri, Hokkaido y Tokio.

Hemos agregado un anexo al artículo original para un mejor entendimiento de los personajes más influyentes en el desarrollo y difusión tanto de Daito Ryu Aiki-Jujutsu como de Aikido.

Este trabajo de traducción y publicación está oficialmente autorizado y forma parte de nuestra continua colaboración con Aikido Journal.

Leer la Entrevista a Tokimune Takeda. Parte 3. Por Stanley Pranin

Entrevista a Tokimune Takeda. Parte 2

Takeda Sokaku in Yamagata ca1906 clip
Takeda Sokaku en Yamagata ca.1906

Pequeños Universos se complace en presentar la segunda parte de una compilación de entrevistas realizadas por Stanley Pranin a Tokimune Takeda entre 1985 y 1987 en Abashiri, Hokkaido y Tokio.
Este trabajo de traducción y publicación está oficialmente autorizado y forma parte de nuestra continua colaboración con Aikido Journal.

Tokimune Takeda, tercer hijo y sucesor de Sokaku Takeda, comenzó a entrenar en artes marciales bajo la tutela de su padre en 1925. Completó el Curso de Formación de Oficial de Policía de Hokkaido en 1946, y en 1947, un curso policial de técnicas de manejo del bastón. Tokimune estableció el dojo Daitokan en Abashiri, Hokkaido en 1953, y organizó las técnicas del Daito-ryu, incorporando en ellas elementos de Ono-ha Itto-ryu para crear su propio Daito-ryu Aikibudo. Recibió el Premio de Educación Social Cultural de la Ciudad de Abashiri el 3 de noviembre de 1987.

Leer la Entrevista a Tokimune Takeda. Parte 2. Por Stanley Pranin

Entrevista a Tokimune Takeda. Parte 1

tokimune_color_no_moire-C01
Tokimune Takeda (1916-1993)

Pequeños Universos se complace en presentar la primer parte de una compilación de entrevistas realizadas por Stanley Pranin a Tokimune Takeda entre 1985 y 1987 en Abashiri, Hokkaido y Tokio.
Este trabajo de traducción y publicación está oficialmente autorizado y forma parte de nuestra continua colaboración con Aikido Journal.

Tokimune Takeda, tercer hijo y sucesor de Sokaku Takeda, comenzó a entrenar en artes marciales bajo la tutela de su padre en 1925. Completó el Curso de Formación de Oficial de Policía de Hokkaido en 1946, y en 1947, un curso policial de técnicas de manejo del bastón. Tokimune estableció el dojo Daitokan en Abashiri, Hokkaido en 1953, y organizó las técnicas del Daito-ryu, incorporando en ellas elementos de Ono-ha Itto-ryu para crear su propio Daito-ryu Aikibudo. Recibió el Premio de Educación Social Cultural de la Ciudad de Abashiri el 3 de noviembre de 1987.

Leer la Entrevista a Tokimune Takeda. Parte 1. Por Stanley Pranin

Deberes de aprendices e instructores

El 26 de abril de 1969, el fundador Morihei Ueshiba falleció, tenía 86 años. Dedicó su vida a inaugurar y llevar a cabo la gran tarea de consumar Aikido. Cuando el Sr. Isoyama, uno de los discípulos del Fundador, y yo nos apresuramos sobre el lecho de muerte del Maestro, el Maestro se sentó en el colchón “futon”, juntó sus manos en oración a cada uno de nosotros y nos agradeció por lo que habíamos hecho por él. Nuestros corazones sangraban con lágrimas rodando incesantemente. Fue el inolvidable final de un experto en artes marciales.

Iwama group 1955c Saito Isoyama
O’sensei Ueshiba Morihei en Iwama. c1955.

El tiempo vuela, han transcurrido cinco años desde la muerte del Fundador. Hay algunos estudiantes que practican Aikido que incluso no conocen el nombre del Fundador. El Santuario de Aiki también ha sufrido falta de reconocimiento.
Aquellos de nosotros que tuvimos el privilegio de entrar en contacto con el Fundador sentimos profundamente que siempre debemos seguir investigando sobre el Fundador y transmitir sus lecciones. El Fundador todavía respira en nuestros corazones y nos impulsa a un entrenamiento más duro. Si falseamos acerca del Fundador, su voz de aliento dejará de ser audible y sus técnicas arcanas, unas tras otras, caerán en el olvido. Los instructores de Aikido deben continuar su estudio sobre el Fundador. Este estudio les ayudará a resolver algunas de las cuestiones que aún no se aclaran. Es su deber entregar a las generaciones posteriores las réplicas precisas de las técnicas que aprendieron personalmente del Fundador, así como sus “Kuden” (Secretos oralmente legados del arte).

La actitud de los aprendices debe estar en sintonía con la de sus instructores. Es importante que los instructores hagan todo lo que esté en su mano para crear una nueva raza de instructores buenos y confiables de entre sus aprendices y criarlos en un programa estable y sostenido. Tal curso de desarrollo está destinado a lograr una verdadera difusión del Aikido. Personalmente creo que tanto los instructores como los aprendices deben esforzarse hacia este objetivo común.

Saito Morihiro Shihan. 1974.

Centenario del nacimiento de Toshiro Mifune. De actor a discípulo.

Toshiro Mifune fue un prolífico actor que junto al director Akira Kurosawa crearon algunos de los personajes más dinámicos jamás puestos en pantalla, todos marcados por un física explosiva, de vigorosa intensidad y ternura sorprendente. Mifune pasaría a encarnar una amplia variedad de roles, desde gangsters hasta samuráis y empleados, en las mejores películas del director, obras maestras como El perro rabioso (1949), Rashomon (1950), Los siete samuráis (1954), Los canallas duermen en paz (1960), y El cielo y el infierno (1963) entre tantas otras.

Lea esta breve reseña biográfica y su relación con las artes marciales tradicionales japonesas en “Toshiro Mifune, de actor a discípulo” por Mario Sapienza.

Yagyū Renya – Maestro de la pluma y la espada

c065c0b52e60a2530ac1a6666739c0c1
Imagen de la famosa película YAGYÛ RENYASAI: Hidentsuki Kageshô (1956)

Yagyu Renya (1625-1694) fue uno de los ilustres maestros del sable que salieron del famoso clan Yagyu. Comenzó su formación a temprana edad bajo la tutela de su padre, Toshiyoshi, y otros parientes de la familia Yagyu.
Renya se retiró de la práctica activa y de la enseñanza a los sesenta años y tomó los votos como monje budista. Al igual que Musashi, Renya nunca se casó y, de hecho, declaró que un hombre que quiera dominar el arte del sable debería mantenerse lo más lejos posible de las mujeres. A Renya le encantaba la jardinería y se dice que diseñó varios jardines en el distrito de Owari.

Leer El Clan Yagyu (柳生) – Yagyu Renya por Mario Sapienza

Discípulos “directos” de Morihei Ueshiba

Por Mario Sapienza

A menudo nos encontramos con la categoría de maestros; “discípulos directos” del Fundador del Aikido. Pero, ¿qué implica realmente haber sido alumno directo de Ueshiba Morihei?

Hace un tiempo Aikido Journal lanzó una nueva versión diseñada (de mi autoría) del diagrama denominado “Los principales discípulos de Morihei Ueshiba” y, como todo lo nuevo, obtuvo replicas positivas y negativas. El rechazo no se dio por su estética sino por su contenido.
¿Dónde está mi maestro? ¿Por qué no han incluido a tal o cual Sensei? Y similares preguntas salieron a la luz no sin alguna cuota de indignación.

Screen-Shot-2018-12-17-at-2.04.18-PM
Antiguo diagrama realizado por Stanley Pranin en 2011

Cuando decidimos actualizar el gráfico, queríamos que se entendiese mejor, que fuera un recurso informativo más útil, y queríamos actualizar su precisión e integridad. Después de consultar con algunos expertos en historia del Aikido, nos dimos cuenta de que había varias personas clave no incluidas en el diagrama original. En la última versión publicada, Stanley Pranin señaló que la selección de maestros fue curada personalmente (y no exhaustiva) y que el diagrama debe interpretarse como un proyecto en curso. Después de ver los detalles, llegamos a la conclusión de que sería una tarea mayor revisar o actualizar a las personas incluidas en el gráfico y, en su lugar, nos centramos en crear un diseño más dinámico y elegante para la información existente.

Osensei disciples chart FINAL color alt2
Diagrama rediseñado por Mario Sapienza en 2018

Así es como quedan respondidas las preguntas acerca de por qué están esos maestros y por qué no están otros.
Stanley Pranin aclara en las notas adjuntas a la infografía que se basó principalmente en el rol que tuvieron esos maestros a la hora de diseminar Aikido y no tanto en la cantidad de años que entrenaron con el Fundador.
Por lo antedicho es que el diagrama se titula “Los principales discípulos de Morihei Ueshiba” y no “Los discípulos directos de Morihei Ueshiba” o “Los maestros que conocieron a Morihei Ueshiba”

Ahora bien, si tuviéramos que completar este gráfico con aquellos maestros que faltan, ¿cual sería el criterio de selección? ¿Aquellos que han conocido al Fundador? ¿Aquellos que han entrenado 5, 10, 20 años con él? ¿Quienes solo han tomado ukemi una vez? ¿Aquellos que han entrevistado e incluso comprendido las palabras de Morihei Ueshiba? ¿O solo aquellos considerados otomo¹?
Como pueden ver, no es una decisión tan simple.

Lo cierto es que la única persona que puede decir fehacientemente quien fue discípulo directo de O’sensei falleció el 26 de abril de 1969.

Para descargar la versión interactiva en pdf (con hipervínculos en cada uno de los maestros que les proporcionarán acceso a la base de datos de Aikido Journal) haga clic aquí: https://aikidojournal.com/wp-content/uploads/2018/12/Osensei-disciples-chart-2018.pdf

1 Otomo es aquel discípulo que se encarga de cuidar, acompañar y servir al maestro a toda hora y en todo lugar.

El manual del usuario

El gran maestro Wang Shu Jin

Nos complace compartir esta imprescindible lectura para todo practicante de artes marciales. Daniel Fresno, el autor, conduce hace ya varios años un blog llamado Un Bosque de Fresnos y dicta clases de Tai Chi Chuan, Bagua Zhang, Tao Yin y entrenamiento fusión en la Plaza Los Andes (Chacarita) y en plaza Garicoits (Colegiales), en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Argentina.

Leer El Manual del Usuario por Daniel Fresno

Seppuku. El arte de morir

Para el samurái, el seppuku era la culminación de una vida valerosa con una muerte noble y estoica. Abrirse el vientre no solo era una forma de suicidio terriblemente dolorosa, sino que permitía al samurái exhibir su pureza interior exponiendo sus entrañas, donde residía su valor. Era, en muchos casos, un castigo legal que permitía al condenado evitar al ignominia de una ejecución. Era un modo de disculparse y un medio por el que el que había errado podía redimirse demostrando su sinceridad y lavando su propio honor, así como también el de su familia, su clan y su señor.

La función tradicional del samurái era realizar actos de valor arriesgando la vida. En consecuencia, la practica formal del seppuku formaba parte de la educación básica del samurái. El seppuku se practicaba, cuando lo permitían las circunstancias, con todo el ceremonial de un arte muy desarrollado. Sin embargo, puede resultar difícil cortar el abdomen humano, incluso con una espada afilada como una navaja de afeitar. Los tejidos son duros y tienden a hacer rebotar la punta de la espada. Por ello, el seppuku exigía al practicante una serenidad absoluta ante el dolor más atroz, una decisión inquebrantable de hundir la hoja de la espada y la fuerza de voluntad necesaria para realizar el corte de manera debida.

La espada (con la hoja envuelta en el centro que permite ser tomada con firmeza) es el elemento crítico en una representación grabada en madera de un samurái que comete seppuku. Nótese el poema suicida que se encuentra frente a él. Es inusual que ningún asistente (kaishakunin) se quede atrás, esperando a decapitar al guerrero una vez que haya completado su acción.

Lo más frecuente era que acompañara al practicante un asistente, que podía ser un amigo de confianza, un discípulo o un pariente. La misión del asistente era tan importante como la del practicante, y probablemente tenía más dificultad técnica. El asistente debía ser un hábil espadachín que, preferiblemente, solo empuñaría la espada cuando el practicante se hubiera abierto el abdomen según lo establecido.Su misión de decapitar al practicante exigía una precisión infalible, una sincronización perfecta y una presencia de animo impertérrita. Debía asestar un tajo preciso con el filo de la espada, e inmediatamente después tirar con firmeza de la hoja para cortar los tendones y los huesos y decapitar a una persona a la que apreciaba. El propósito del asistente era doble: reducir el sufrimiento del practicante, y ayudarle a morir de una manera hermosa. Abrirse el vientre sin asistente, si no se hacía con una precisión perfecta, podía convertirse en un suplicio largo y penoso, acompañado del espectáculo repugnante y vergonzoso de los intestinos saliendo. Y si el asistente ayudaba al practicante, este le devolvía el favor. El practicante, después de abrirse el vientre, debía caer hacia delante con los brazos extendidos ante el cuerpo para facilitar la tarea de su asistente. Si caía hacia atrás o de lado, sería difícil o imposible decapitarlo. Podía someter al asistente a la humillación de fallar el blanco o herir al practicante en la cabeza o, en casos más extremos, en el hombro, en la espalda o en alguna otra parte. Y el torrente de sangre debía apuntar en la dirección debida o, en su caso, en una cuba de sangre dispuesta ante el cadáver decapitado, para no producir una escena desagradable ni manchar de sangre al asistente o a los testigos.

Romulus Hillsborough
Los últimos Samuráis. EDAF. 2011

Un diálogo con Homma Sensei: Acerca de los movimientos del Jo

Por Bryon Hays

Homma Sensei ha dedicado más de 55 años de su vida al arte del Aikido, y tiene una gran cantidad de registros y materiales históricos relacionados, y se están haciendo esfuerzos para organizar estos valiosos bienes en un archivo.
Homma Kancho y yo nos sentamos a discutir algunas fotos de escenas de práctica de alrededor de 1979.

Homma Kancho:
El uso de Jo ha sido común en la práctica del Aikido. Aunque existen el Kata 18, Kata 24 y Kata 31, estos no fueron creados por Morihei Ueshiba, el Fundador del Aikido. Estos fueron creados por sus discípulos directos después de su fallecimiento. Además, la palabra “Jo (
)” es un sustantivo que significa palo de madera largo y redondo en japonés.
En términos generales, la palabra Jo =
no se pronuncia como “Jo”, sino como “Tsue”, es decir, un bastón.

ob_ec4fe7_ueshiba-morihai-aikido-teyari
O’sensei utilizando un teyari. Foto: Aikido Journal.

Lo que normalmente usaba el Fundador de Aikido es lo que se llama “Tansou (短槍, lanza corta)” o “Teyari (手槍, lanza de mano)”, que es como un Jo pero con una punta afilada. Este dispositivo era de su elección habitual a la hora de realizar una “Hono Embu (demostración de ofrenda)” en el Santuario Aiki. De hecho, el uso que hace el Fundador del “Tansou (短槍, lanza corta)” se capturó en varias fotos de sus exhibiciones. Por lo tanto, los movimientos del Fundador no son movimientos de Aiki Jo. Sus movimientos fueron más bien con y de un “Tansou (短槍, lanza corta)”.
En consecuencia, en comparación con los movimientos de Jo de hoy, los movimientos del Fundador fueron diferentes en tanto que lanzaba un “Tansou (lanza corta)” rápidamente desde un extremo y la retiraba rápidamente. Recuerdo que la velocidad de sus movimientos era parte integral de la práctica, porque no podría retirar su lanza si no fuera lo suficientemente rápida, de lo contrario se atascaría y no sería capaz de sacarla.

homma 2 1979
Los movimientos que hoy conocemos como “Kata” o “Kumi Jo” se originaron en instructores cuyas rodillas estaban bien deterioradas, por lo que no podían bajar sus cuerpos lo suficiente al desplazar su peso hacia sus rodillas delanteras para extenderse y lograr un alcance máximo. Tal estilo de movimientos fue aprendido por sus estudiantes y, naturalmente, se ha pasado a las siguientes generaciones de estudiantes. No solo los “Maai (間 合 い) de los movimientos de hoy están demasiado cerca, sino que no requieren extender nuestros cuerpos o brazos para obtener el alcance máximo que debemos lograr. Si bien este estilo más bien rígido de “Embu (演武)” se ha convertido en una norma en estos días, ese estilo no sería práctico contra un oponente con una espada japonesa, ya que sentirías mucho impacto de rebote, incluso cuando pudieras golpear al oponente. No podría y no debería ser tan rígido.
Sin embargo, mi punto de vista no es un intento de juzgar y determinar “qué es correcto o cuál es más fuerte”. Creo que lo importante para nosotros es mantener una actitud calma para observar objetivamente los diferentes y cambiantes estilos de Aikido a través de los diferentes períodos con una mente abierta y una actitud flexible y así continuar disfrutando del proceso aparentemente repetitivo de desarrollo y degradación del Aikido.
Cuando comparas la evolución de los cambios en los estilos de Aikido con contexto de fondo de cada era, a menudo surgen revelaciones muy interesantes. Hoy en día, lo que se puede describir como realidad virtual de Aikido se ve ampliamente en las redes sociales. Lo que puede seguir puede ser E-Aikido, y los instructores de ese estilo de Aikido pueden estar enseñando con un teclado robustamente diseñado en lugar de un Bokken o un Jo…
homma 3 1979
Bryon Sensei:
Gracias por sus valiosos relatos históricos de los movimientos del Jo en la práctica de Aikido, así como por su comprensión de cómo debemos permanecer fieles a las enseñanzas del Fundador de Aikido, mientras que somos inquisitivos sobre cómo Aikido, sus técnicas y movimientos han evolucionado a lo largo de años.
En cualquier caso, estas imágenes en blanco y negro son de hace aproximadamente 40 años, ¿no es así?
Homma Kancho:
Todavía tenía mucho pelo negro vibrante, y en esos días estaba “Genki Ippai (lleno de energía)”.
Más información en: http://www.nippon-kan.org/