Seppuku. El arte de morir

Para el samurái, el seppuku era la culminación de una vida valerosa con una muerte noble y estoica. Abrirse el vientre no solo era una forma de suicidio terriblemente dolorosa, sino que permitía al samurái exhibir su pureza interior exponiendo sus entrañas, donde residía su valor. Era, en muchos casos, un castigo legal que permitía al condenado evitar al ignominia de una ejecución. Era un modo de disculparse y un medio por el que el que había errado podía redimirse demostrando su sinceridad y lavando su propio honor, así como también el de su familia, su clan y su señor.

La función tradicional del samurái era realizar actos de valor arriesgando la vida. En consecuencia, la practica formal del seppuku formaba parte de la educación básica del samurái. El seppuku se practicaba, cuando lo permitían las circunstancias, con todo el ceremonial de un arte muy desarrollado. Sin embargo, puede resultar difícil cortar el abdomen humano, incluso con una espada afilada como una navaja de afeitar. Los tejidos son duros y tienden a hacer rebotar la punta de la espada. Por ello, el seppuku exigía al practicante una serenidad absoluta ante el dolor más atroz, una decisión inquebrantable de hundir la hoja de la espada y la fuerza de voluntad necesaria para realizar el corte de manera debida.

La espada (con la hoja envuelta en el centro que permite ser tomada con firmeza) es el elemento crítico en una representación grabada en madera de un samurái que comete seppuku. Nótese el poema suicida que se encuentra frente a él. Es inusual que ningún asistente (kaishakunin) se quede atrás, esperando a decapitar al guerrero una vez que haya completado su acción.

Lo más frecuente era que acompañara al practicante un asistente, que podía ser un amigo de confianza, un discípulo o un pariente. La misión del asistente era tan importante como la del practicante, y probablemente tenía más dificultad técnica. El asistente debía ser un hábil espadachín que, preferiblemente, solo empuñaría la espada cuando el practicante se hubiera abierto el abdomen según lo establecido.Su misión de decapitar al practicante exigía una precisión infalible, una sincronización perfecta y una presencia de animo impertérrita. Debía asestar un tajo preciso con el filo de la espada, e inmediatamente después tirar con firmeza de la hoja para cortar los tendones y los huesos y decapitar a una persona a la que apreciaba. El propósito del asistente era doble: reducir el sufrimiento del practicante, y ayudarle a morir de una manera hermosa. Abrirse el vientre sin asistente, si no se hacía con una precisión perfecta, podía convertirse en un suplicio largo y penoso, acompañado del espectáculo repugnante y vergonzoso de los intestinos saliendo. Y si el asistente ayudaba al practicante, este le devolvía el favor. El practicante, después de abrirse el vientre, debía caer hacia delante con los brazos extendidos ante el cuerpo para facilitar la tarea de su asistente. Si caía hacia atrás o de lado, sería difícil o imposible decapitarlo. Podía someter al asistente a la humillación de fallar el blanco o herir al practicante en la cabeza o, en casos más extremos, en el hombro, en la espalda o en alguna otra parte. Y el torrente de sangre debía apuntar en la dirección debida o, en su caso, en una cuba de sangre dispuesta ante el cadáver decapitado, para no producir una escena desagradable ni manchar de sangre al asistente o a los testigos.

Romulus Hillsborough
Los últimos Samuráis. EDAF. 2011

Anuncios

Un diálogo con Homma Sensei: Acerca de los movimientos del Jo

Por Bryon Hays

Homma Sensei ha dedicado más de 55 años de su vida al arte del Aikido, y tiene una gran cantidad de registros y materiales históricos relacionados, y se están haciendo esfuerzos para organizar estos valiosos bienes en un archivo.
Homma Kancho y yo nos sentamos a discutir algunas fotos de escenas de práctica de alrededor de 1979.

Homma Kancho:
El uso de Jo ha sido común en la práctica del Aikido. Aunque existen el Kata 18, Kata 24 y Kata 31, estos no fueron creados por Morihei Ueshiba, el Fundador del Aikido. Estos fueron creados por sus discípulos directos después de su fallecimiento. Además, la palabra “Jo (
)” es un sustantivo que significa palo de madera largo y redondo en japonés.
En términos generales, la palabra Jo =
no se pronuncia como “Jo”, sino como “Tsue”, es decir, un bastón.

ob_ec4fe7_ueshiba-morihai-aikido-teyari
O’sensei utilizando un teyari. Foto: Aikido Journal.

Lo que normalmente usaba el Fundador de Aikido es lo que se llama “Tansou (短槍, lanza corta)” o “Teyari (手槍, lanza de mano)”, que es como un Jo pero con una punta afilada. Este dispositivo era de su elección habitual a la hora de realizar una “Hono Embu (demostración de ofrenda)” en el Santuario Aiki. De hecho, el uso que hace el Fundador del “Tansou (短槍, lanza corta)” se capturó en varias fotos de sus exhibiciones. Por lo tanto, los movimientos del Fundador no son movimientos de Aiki Jo. Sus movimientos fueron más bien con y de un “Tansou (短槍, lanza corta)”.
En consecuencia, en comparación con los movimientos de Jo de hoy, los movimientos del Fundador fueron diferentes en tanto que lanzaba un “Tansou (lanza corta)” rápidamente desde un extremo y la retiraba rápidamente. Recuerdo que la velocidad de sus movimientos era parte integral de la práctica, porque no podría retirar su lanza si no fuera lo suficientemente rápida, de lo contrario se atascaría y no sería capaz de sacarla.

homma 2 1979
Los movimientos que hoy conocemos como “Kata” o “Kumi Jo” se originaron en instructores cuyas rodillas estaban bien deterioradas, por lo que no podían bajar sus cuerpos lo suficiente al desplazar su peso hacia sus rodillas delanteras para extenderse y lograr un alcance máximo. Tal estilo de movimientos fue aprendido por sus estudiantes y, naturalmente, se ha pasado a las siguientes generaciones de estudiantes. No solo los “Maai (間 合 い) de los movimientos de hoy están demasiado cerca, sino que no requieren extender nuestros cuerpos o brazos para obtener el alcance máximo que debemos lograr. Si bien este estilo más bien rígido de “Embu (演武)” se ha convertido en una norma en estos días, ese estilo no sería práctico contra un oponente con una espada japonesa, ya que sentirías mucho impacto de rebote, incluso cuando pudieras golpear al oponente. No podría y no debería ser tan rígido.
Sin embargo, mi punto de vista no es un intento de juzgar y determinar “qué es correcto o cuál es más fuerte”. Creo que lo importante para nosotros es mantener una actitud calma para observar objetivamente los diferentes y cambiantes estilos de Aikido a través de los diferentes períodos con una mente abierta y una actitud flexible y así continuar disfrutando del proceso aparentemente repetitivo de desarrollo y degradación del Aikido.
Cuando comparas la evolución de los cambios en los estilos de Aikido con contexto de fondo de cada era, a menudo surgen revelaciones muy interesantes. Hoy en día, lo que se puede describir como realidad virtual de Aikido se ve ampliamente en las redes sociales. Lo que puede seguir puede ser E-Aikido, y los instructores de ese estilo de Aikido pueden estar enseñando con un teclado robustamente diseñado en lugar de un Bokken o un Jo…
homma 3 1979
Bryon Sensei:
Gracias por sus valiosos relatos históricos de los movimientos del Jo en la práctica de Aikido, así como por su comprensión de cómo debemos permanecer fieles a las enseñanzas del Fundador de Aikido, mientras que somos inquisitivos sobre cómo Aikido, sus técnicas y movimientos han evolucionado a lo largo de años.
En cualquier caso, estas imágenes en blanco y negro son de hace aproximadamente 40 años, ¿no es así?
Homma Kancho:
Todavía tenía mucho pelo negro vibrante, y en esos días estaba “Genki Ippai (lleno de energía)”.
Más información en: http://www.nippon-kan.org/

Morihei Ueshiba y Masahisa Goi. Un mensaje de Paz

Masahisa Goi (1916-1980) fue el fundador del movimiento por la paz mundial basado en la plegaria universal: May peace prevail on Earth (Que la paz prevalezca en la Tierra). Este movimiento comenzó en 1955 como un medio para trascender las fronteras religiosas, étnicas y políticas para lograr la paz a través de la oración.

junin de los andes_ARGENTINA_pole
Polo instalado, con el volcán Lanín de fondo, en Junín de los Andes. Argentina

A través del firme compromiso y la fe, el maestro Goi logró una gran comprensión de la naturaleza espiritual de la humanidad y descubrió la universalidad de la plegaria; Que la paz prevalezca en la Tierra. Con esta oración escrita en sus lados se han instalado más de 200.000 Polos de Paz alrededor del mundo, generalmente en diferentes idiomas. Estos monumentos a la paz sirven como recordatorios constantes para que visualicemos y oremos por la paz mundial.

También fue el fundador de Byakko Shinko Kai, una asociación basada en sus enseñanzas espirituales para el desarrollo de la mente, el cuerpo y el espíritu. Escribió más de 50 libros sobre desarrollo espiritual y es respetado en Japón como un gran maestro en su campo.

20151118000414891

Masahisa Goi fue un amigo cercano de Morihei Ueshiba quien ha dicho que – Goi fue la única persona que verdaderamente “conoció su corazón”–. Morihei Ueshiba dio una serie de conferencias en Byakko Shinko Kai que se publicaron en “Take Musu Aiki” (solo en japonés) y siguen siendo la colección más extensa de la verdadera filosofía del Fundador. Una traducción parcial, y abreviada, de John Stevens está disponible como El corazón del Aikido: La filosofía del Takemusu Aiki.

En el siguiente link encontrará una traducción exclusiva de una publicación de Masahisa Goi respecto de Aikido y su fundador, Morihei Ueshiba. Un Plan Divino: Masahisa Goi conoce a Morihei Ueshiba

Recordando a Shioda shihan

Hace 24 años fallecía el fundador del Aikido Yoshinkan, Shioda Gōzō Shihan (9 de septiembre de 1915 – 17 de Julio de 1994)
Recordamos a este gran maestro compartiendo una serie de exhibiciones junto a un texto importante para comprender su visión del Aikido.

El momento del contacto se convierte en el ataque

El fundador, Ueshiba Sensei dijo: «En una batalla real, atemi es el setenta por ciento, la técnica es el treinta por ciento.» El entrenamiento que seguimos en el dojo está diseñado para enseñarnos diversos tipos de técnicas, la forma correcta de mover nuestro cuerpo, modos efectivos de usar nuestra propia potencia, y cómo crear una relación con la otra persona.
En una batalla real debemos usar la potencia que hemos desarrollado en nuestros cuerpos en el dojo, y hacerlo explosivamente en un instante; debemos decidir el resultado de la lucha en ese momento. En esa situación, atemi es muy importante.
En Aikido no empleamos ninguna fuerza especial para aplicar atemi. Igual que en todas las demás técnicas, podemos generar potencia mediante el uso de energía concentrada. Por ejemplo, en el caso de shomen-tsuki, si podemos emplear la rodilla frontal para transferir efectivamente toda la potencia del movimiento hacia delante de nuestro cuerpo, la totalidad de la energía será transferida a nuestro puño.
En atemi, la sincronización es por supuesto muy importante. Cuando el uke avanza hacia nosotros, si podemos sincronizar con dicho avance de manera que sea posible lanzar nuestro ataque en el momento en que se halla desequilibrado, incluso sin usar fuerza, podremos golpear con gran potencia.
La forma de efectuar los ataques en Aikido no se limita simplemente a golpear con el puño o tegatana (canto de la mano). Si hacemos contacto con el uke con potencia concentrada, esto es atemi, podemos usar el hombro, la espalda o cualquier parte de nuestro cuerpo para hacer atemi.

Gozo Shioda
Aikido total: el curso maestro
2004. Editorial Paidotribo.

 

Hace 49 años…

El 26 de Abril de 1969, a las 5 de la tarde, fallecía el fundador del Aikido, Ueshiba Morihei a los 86 años de edad.
Sus cenizas fueron enterradas en el templo de la familia Ueshiba en el cementerio de Tanabe, y se guardaron mechones del cabello del fundador en el santuario Aiki de Iwama, en el cementario de la familia Ueshiba en Ayabe y en el Gran Santuario de Kumano.
Compartimos con toda la comunidad este bello doka (poema de la vía) junto a una fotografía tomada por Pequeños Universos del monumento del Fundador en su ciudad natal, Tanabe.

49 aniversario osensei

Asageiko – La práctica matutina

Los japoneses llaman asageiko a la práctica de artes marciales que se realiza temprano en la mañana. En Aikido se practica desde que su fundador Ueshiba Morihei comenzó con su propio entrenamiento.
En esta primera parte delinearemos su significado e implicancias, así como también los beneficios que, a través de la experiencia personal, reconocemos como relevantes.
Así con todo, O’sensei tenía especial aprecio por estas tempranas horas del día, como podemos vislumbrar en la siguiente cita.

Aiki es el camino de los Kami y nació de la voluntad de los Kami.
Levántese temprano en la mañana para saludar al sol. Inhale el aliento del cielo y deje entrar el cosmos. Luego respire la rica vitalidad de la tierra. Mezcle estas respiraciones con su propia respiración y conviértase en el aliento de la vida misma. Su mente y cuerpo se alegrarán, el dolor y la desilusión se disiparán y se llenarán de gratitud.
Los movimientos de Aikido que unen al ser humano con la gran naturaleza son todos dados por Sarutahiko-no-O-Kami. Aikido es Misogi. La purificación de nosotros mismos. El camino del universo.

Morihei Ueshiba

Sin más prolegómeno los invitamos a leer; Asageiko: La práctica matutina (Parte 1) por Mario Sapienza

Fascinaciones II: Eisenstein y Japón

Vuelve Fascinaciones a Pequeños Universos de la mano del realizador y docente Juan Pablo Mazzini. Este segmento abraza aquellas historias de grandes artistas que, en algún momento de sus vidas, quedaron enamorados de la cultura japonesa.

With Japanese kabuki actor Sadanji Ichikawa II, Moscow, 1928

Sergei Mihailovich Eisenstein fue un director de cine y teatro soviético. Es considerado el padre del montaje, elemento que, según algunos teóricos del séptimo arte, le es propio y marca su rasgo diferencial.

Leer Fascinaciones II: Eisenstein y Japón por Juan Pablo Mazzini.

La esencia del Aikido

Morihiro Saito nació en la prefectura de Ibaraki, en 1928. Atraído por los relatos de un “viejo haciendo extrañas técnicas en la montaña cerca de Iwama”, se convirtió en estudiante del fundador del Aikido, Morihei Ueshiba, en 1946. A los dieciocho años de edad comenzó a entrenar con él y lo haría durante los siguientes veintitrés años.


Su horario en el Japan National Railway le permitió largos turnos de trabajo seguidos de largos turnos libres, por lo que pudo pasar intensos períodos de entrenamiento y logró actuar como compañero de práctica para Morihei Ueshiba, mientras perfeccionaba su plan de estudios de armas.

aaa2

Saito Sensei ofició como guardián del Santuario Aiki hasta su muerte, ocurrida en 2002. Es famoso por su dedicación a preservar la forma exacta de las técnicas de Morihei Ueshiba, tal como se las enseñó el fundador durante su entrenamiento en Iwama.

Pequeños Universos les acerca una faceta no tan conocida de este maestro, en la cual él mismo reconocía no ser muy bueno: el aspecto teórico y filosófico del Aikido.
El siguiente capítulo pertenece al Volumen 5to. de sus famosos libros técnicos, llamados en inglés “Traditional Aikido – Sword, Stick, Body Arts”, impresos por primera vez en Japón en 1976.

Los invitamos a leer y compartir La esencia del Aikido por Saito Morihiro sensei

Preguntas a un maestro de Shiatsu

El Shiatsu es una terapia reconocida en Japón desde hace muchos años. Según el Ministerio Japonés de Salud Pública, “la terapia Shiatsu es una forma de manipulación aplicada con los pulgares, los dedos y las palmas de las manos, sin ayuda de instrumento alguno, mecánico u otro, para ejercer una presión sobre la piel con vistas a corregir trastornos internos, promover y conservar la salud y tratar determinadas enfermedades”.
Pequeños Universos realizó una entrevista exclusiva a Mino Eiji sensei, maestro de Zen Shiatsu. La finalidad de este texto es difundir Shiatsu y las enseñanzas de uno de sus pioneros en nuestro país, Argentina.

Click para leer la entrevista, Preguntas a un maestro de Shiatsu por Mario Sapienza.

DSC_0066 copy
Mino sensei, director del Centro Zen Shiatsu. Buenos Aires, Argentina.