Nakazono Masahilo

Mutsuro Nakazono SenseiRecorrido por su vida, estudios, práctica y obra
Nacido el 20 de diciembre de 1918, en Kagoshima, Japón, de una familia de muchas generaciones de practicantes de medicina oriental (formó parte de la 8va. generación), creció viendo y ayudando a su madre, Chie Fuchigami-Nakazono, en sus prácticas.
Desde muy joven comenzó a estudiar artes marciales (su abuelo “Kosuzume” fue un campeón regional de Sumo). Entrenó Kendo a los 6 años; Judo, a los 12 años y Karate, a los 19 años. Fue un estudiante directo de Osensei Ueshiba Morihei, fundador del Aikido, y se convirtió en uno de los primeros maestros japoneses que introdujeron el Aikido en Europa.
Su entrenamiento en medicina oriental (acupuntura y prescripción de hierbas Kanpo) fue bajo la tutela del Dr. Juzo Motoyama, con quien estudió desde los 16 hasta los 22 años.
En la década del 50 fue muy cercano a George Sakurazawa, fundador del método dietario para la salud conocido como “Macrobiótica”. Partió con él a Madras, India, y dirigió el Departamento de medicina oriental en un hospital para enfermos de lepra. En esa misma época estudió sanación Shugendo –un método ancestral de sanación espiritual desarrollado por los monjes Shugendo– con el maestro Sakai, quien inició a Masahilo en el culto de Jizobosatsu, una sanación Bodhisattva.

Nakazono sensei junto a Tamura sensei en Francia por el año 1966.
Nakazono sensei junto a Tamura sensei en Francia por el año 1966.

Entre finales de la década del 50 y principios de la del 60 enseñó –en Saigo, Vietnam– Judo y Aikido, como técnicas de combate, al ejército de Vietnamitas del Sur. Se mudó a Francia en 1961, donde actuó como delegado oficial del Hombu Aikikai. Dictó muchas clases en Europa y África del norte por más de 11 años. La legión extranjera de Marsella fue uno de los primeros lugares donde las impartió. Conoció a dos de los más famosos campeones de Judo de esa época en Japón: Kenshiro Abbe y Haku Michigami, quienes entonces se encontraban en Europa dando clases de su disciplina. En Judo alcanzó el grado de 5° dan, otorgado por el Kodokan, y fue promovido al 6° dan por Kenshiro Sensei.
A comienzos de los 70, la organización Aikikai le otorgó el 8vo. dan de Aikido, pero no lo aceptó y abandonó la escena política de la disciplina. Emigró de Francia hacia los Estados Unidos, para quedarse por fin en Santa Fe.
Durante 1978 estableció su escuela de estudios orientales y acupuntura en esa localidad; la práctica de Aikido formaba parte del currículo de la escuela.
En 1984 fue distinguido con el galardón de “Tesoro viviente” por parte de la ciudad de Santa Fe, debido a su contribución cultural y espiritual a la comunidad.
En 1985, por inspirar la aprobación de la acupuntura como práctica terapéutica en el Senado, Nakasono Sensei fue distinguido con el premio de “Logros excepcionales” que otorga el Estado norteamericano.
El 8 de Octubre de 1994 falleció en paz, mientras su mujer, Harue Nakazono, lo vio exhalar su último aliento.

NAKAZONO
Mutsuro “Masahilo” Nakazono sensei.

Kototama y nutrición
Nakazono sensei estudió con Koji Ogasawara Sensei, quien le enseñó el orden específico y propio de los sonidos, así como los diferentes puntos de vista que existen sobre ellos. Ogasawara sensei había trabajado en la traducción de los registros más antiguos y ocultos del Japón sobre el tema, los documentos Takeuchi, redactados originalmente en lenguaje Yamato. El antiguo texto contiene información cultural e histórica que en ningún otro documento es mencionada.
El principio del sonido, Kototama (o Kotodama), es explicado allí. Nakazono sensei pasó toda su vida estudiando y aplicando esa práctica. Cambió sus métodos y comprensión del tratamiento médico a partir de la consideración de las fuentes (los documentos antiguos), y vio una inmensa mejoría en los resultados. Impartió clases acerca del ritmo del universo, expresado este último mediante sensaciones humanas como el lenguaje.
Nakazono sensei también trabajó en la traducción de los documentos Takeuchi al inglés, con el permiso respectivo de la familia. Su libro “La fuente de la civilización actual” contiene fragmentos del antiguo texto.
Después de mucho tiempo de práctica del Kototama, y aplicándolo a su trabajo como médico, Sensei realizó muchos registros sobre los efectos que producen las comidas en todos los sistemas del cuerpo. Él podía comer y sentir la vibración de los sistemas involucrados en cada momento. Su gran esfuerzo consistió en categorizar las comidas. Sus estudios llegaron a catalogar los ritmos de cada comida y sus efectos correspondientes (incluyendo todos los grupos de comidas).
Osensei Morihei Ueshiba, como estudioso de los principios del Kototama, afirmó que “las vibraciones de las palabras, o bien capturan la verdadera esencia del fenómeno al que refieren, o bien la pierden. Si la capturan, son verdaderas representantes de una cosa; si no, transmiten un falso mensaje, son una mentira.”

La primera parte de esta biografía fue elaborada por Jiro Nakazono, para Henry Ellis Sensei. Traducción al castellano por Pequeños Universos.
La segunda parte contempló fragmentos tomados de: www.macrobiotics.co.uk/masahilonakazono.htm. Traducción al castellano por Pequeños Universos.

Anuncios

Escribe aquí tus pensamientos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s